Este artículo que vas a leer a continuación cierra uno que escribí hace ya año y medio en este mismo blog, y que hablaba sobre las bases del SEO más importantes a tener en cuenta cuando creas una página web.
 
Precisamente cuando lo empecé, estaba inmerso en el desarrollo de la web para una empresa (el nombre y proyecto no puedo revelarlo pero tampoco es relevante), cuyo posicionamiento en google y visitas eran prácticamente testimoniales.
 
Tenían cerca de 3 mil visitas al mes, poco para el potencial que había detrás.
 
Los resultados hace tiempo que ya se habían notado pero no había tenido tiempo todavía de sentarme a devolver a Miguel un post en que demostrarte que lo hablado, no es paja, y que si se trabaja el posicionamiento SEO, es posible conseguir buenos resultados.
 
Un mes después de su publicación, las visitas se habían multiplicado X6. Pasados los primeros 6 meses y después de solucionar algunos problemas iniciales que luego te contaré, la evolución ha seguido creciendo hasta colocarse en más de 50.000 visitas al mes.
 
El resultado: esta empresa ha vendido online el último año casi lo mismo de lo que había vendido por canales tradicionales… ¡en 10 años!
 
También es cierto que no se ha vendido todo lo que se quería, pero eso ya es problema del producto y otras cuestiones que no tienen que ver con el SEO.